Esta semana la FIFA estiró por 10 días más la sanción provisoria que pesa sobre el delantero peruano Paolo Guerrero, quien dio positivo en un control antidpoaje durante las Eliminatorias Sudamericanas rumbo al Mundial de Rusia 2018.

En este marco, el sitio Extra de Brasil reveló que el Flamengo, club en el que se desempeña el atacante de 33 años, tiene planeado rescindir el contrato del futbolista si la sanción le impide jugar hasta agosto de 2018, fecha en la que culmina su relación contractual.

(Getty)
(Getty)

Además el artículo agrega que la institución carioca no tiene pensado hacerse cargo del dinero que significa la interrupción del contrato y pretende que la Federación Peruana de Fútbol (FPF) sea la que desembolse los billetes.

En el control antidopaje de octubre luego del partido ante Argentina se le detectó a Guerrero la presencia de benzoilecgonina, metabólico de la cocaína, pero también del mate de coca. La defensa del futbolista presentó pruebas de que la cantidad presente en su organismo es mucho menor a la que presenta un cuerpo que consumió cocaína, y argumentó que una nutricionista le dio de tomar la infusión para calmar un supuesto cuadro gripal en la previa del partido.

(AFP)
(AFP)

El próximo 13 se conocerá la sanción definitiva, la cual podría ser nula. Como ese mismo día se disputa la final de la Copa Sudamericana, club aguarda con ansias que no haya castigo para que puede enfrentar a Independiente en el Maracaná. Mientras que Perú, sueña con que el delantero pueda jugar el Mundial.

LEA MÁS: