Jean Nouvel (Foto: AFP)
Jean Nouvel (Foto: AFP)

Ateliers Jean Nouvel —el estudio del prestigioso arquitecto francés— ha presentado una denuncia por “concusión” (cobro indebido) y “favoritismo” contra la Filarmónica de París, que reclama 170 millones de euros al arquitecto por el aumento del presupuesto de la sala de conciertos durante su construcción.

El origen de esta deuda es el elevado coste de la prestigiosa sala de conciertos, que pasó de 173 millones de euros cuando el proyecto se puso en marcha en 2006, a 386 millones de euros cuando se inauguró en enero de 2015.

Según los Ateliers, esto se debió a la mala gestión del proyecto por parte de la propia Filarmónica. Pero para esta última, la culpa fue del arquitecto, acusado de haber subestimado significativamente el coste de la obra y de haber realizado “modificaciones permanentes”.

En abril de 2017, el establecimiento encargado de la gestión de la sala envió al arquitecto una factura de 170,6 millones de euros. Esta demanda incluye multas por retraso estimadas en 91 millones de euros.

Para los Ateliers, este importe "es totalmente desproporcionado no sólo en términos absolutos sino también en relación con las sumas efectivamente recibidas" por el arquitecto, es decir, 12 millones de euros en concepto de honorarios.

La Filarmónica de París, vista desde afuera (Foto: RFI)
La Filarmónica de París, vista desde afuera (Foto: RFI)

Además, “la Filarmónica ha optado por demandar sólo al director de la obra, excluyendo a las empresas. No hay una explicación legítima para este tratamiento diferenciado”, escriben los abogados del arquitecto, William Bourdon y Vincent Brengarth.

Para ellos, la petición de la Filarmónica es una "concusión", o sea un cobro indebido por parte de un agente o una institución pública de sumas que sabe indebidas. Los abogados también denuncian "favoritismo" en los pedidos de servicios a la empresa Bouygues, seleccionada sin el acuerdo del arquitecto. Finalmente, acusan a la institución de "falsificación y uso de falsificaciones" por firmar documentos de la obra con la cabecera del despacho del arquitecto, después de su exclusión.

Jean Nouvel y la Filarmónica se enfrentan desde su inauguración el 14 de enero de 2015, en la que el arquitecto se negó a participar, descontento con la manera en la que habían terminado las obras. El Premio Pritzker 2008 llegó incluso a hablar de “sabotaje”, acusando al director de la Filarmónica de haber tomado decisiones “desastrosas” durante su construcción.

Publicado originalmente en RFI.


SIGA LEYENDO