El buque hospital USNS Comfort, el sexto más grande del mundo, inició sus operaciones en la ciudad colombiana de Santa Marta, donde atenderá diariamente a unos 500 pacientes hasta el domingo, entre ellos migrantes venezolanos que huyen de la crisis que sufre su país.

El objetivo es aliviar presión sobre el sistema sanitario de cada país, que aumentó por la crisis de refugiados, según explicó este miércoles el capitán Brian J. Debold. "Es un símbolo de la buena voluntad de EEUU. Vecinos ayudando a vecinos", señaló.

La embarcación cuenta con médicos de Estados Unidos, Canadá, México, Argentina, Brasil, Costa Rica y Perú. A lo largo de cinco meses, USNS Comfort tiene un recorrido que incluye también a Costa Rica, Ecuador, Granada, Haití, Jamaica, Panamá, República Dominicana, Santa Lucía y San Cristóbal y Nieves.

Las autoridades aclararon que no hay porcentaje oficial de venezolanos recibidos porque muchas veces no identifican su nacionalidad. "Nuestra misión es atender a la gente. Estoy seguro de que son muchos", añadió.

Según cifras de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Agencia de Refugiados de las Naciones Unidas (ACNUR), el número de venezolanos que han abandonado su país, aquejado por escasez de medicinas y crisis sanitaria, ha superado la barrera de los cuatro millones, de los que más de 1,4 millones han llegado a Colombia. Según indicaron las autoridades estadounidenses, por ahora el número de pacientes es similar al de misiones anteriores.

Entre los miles de pacientes recibidos, Debold destacó el de una mujer que no había caminado por seis meses tras un accidente de tránsito, pero pudo salir del barco por sus propios medios (con ayuda de muletas) y en recuperación.

Al respecto, el teniente comandante Gustavo Lores, del cuerpo dental, recordó que los servicios médicos llegaron hasta una zona de 100 mil habitantes con solo un dentista. "Atendimos a 1.700 pacientes (dentales), lo que redujo significativamente la atención atrasada. También, solo había un pediatra en el pueblo".

La atención en el USNS Comfort
La atención en el USNS Comfort

En su último paso por Ecuador, lograron reducir en 10% la lista de pacientes que espera por una operación de cataratas de ojos.

La misión tiene a disposición instalaciones médicas quirúrgicas móviles y flotantes; 200 médicos, enfermeras y técnicos militares, y 60 voluntarios médicos y dentistas de organizaciones no gubernamentales. Se prevé que se desarrollen unas 30 cirugías diarias entre ambulatorias generales y oftalmológicas

De 272 metros de eslora, el USNS Comfort integra la flota de la Marina estadounidense como un buque no combatiente y, como tal, no porta armas ofensivas. La nave tiene una sala de emergencias con 50 camas, además de salas de hospitalización para 900 personas, un banco de sangre, unidades de radiología y de terapia intensiva.

Las autoridades navales también destacaron que la campaña sirve como entrenamiento para médicos locales.

 

(Con información de EFE)