En los últimos meses la ciudad de Bucaramanga ha protagonizado varios intentos de suicidio al lanzarse de un puente, que ha aumentado la cifra de estos casos. El último fue registrado en la avenida Quebradaseca el pasado martes 21 de mayo, que las autoridades lograron frustrar.

En el puente ubicado en la vía, un hombre saltó las barandas de seguridad y amenazaba con lanzarse cuando varios transeúntes se percataron de la situación e intentaron detenerlo mientras llegaban las autoridades.

Organismos de rescate, bomberos, ambulancias y la Policía llegaron a atender la situación. Desviaron el tráfico de la zona y se acercaron al hombre que estaba colgado de sus manos de la baranda para intentar convencerlo de no cumplir su cometido.

El hecho sucedió en pleno día en una zona concurrida de la ciudad, por lo que varios testigos grabaron con sus celulares el acontecimiento. En los videos se ve al hombre de camisa negra amenazando con lanzarse.

En abril y marzo de este año las autoridades de Bucaramanga ya habían frustrado tres intentos de suicidas más, que amenazaban con lanzarse de puentes.
En abril y marzo de este año las autoridades de Bucaramanga ya habían frustrado tres intentos de suicidas más, que amenazaban con lanzarse de puentes.

Justo cuando el sujeto decide soltar sus manos y caer al vacío de varios metros, los dos agentes de la policía logran agarrarlo y lo ponen a salvo. Esta no es la primera vez en el año que policías han tenido que evitar un suicidio.

En marzo, un hombre de 26 años iba a lanzarse por el intercambiador de San Francisco, en Piedecuesta. La Policía logró llegar al lugar tras el llamado de la comunidad, pero el joven se soltó cuando los uniformados intentaron persuadirlo. Sin embargo, en la parte de abajo del puente habían parqueado un CAI móvil, que es alto, por si sucedía lo imprevisto.

Así, el joven cayó encima del vehículo y logró salvar su vida, fue trasladado de inmediato a un centro asistencial con lesiones leves de las que pudo recuperarse rápidamente; según comentó en su momento el coronel Edison Rodríguez subcomandante de la Policía Metropolitana de Bucaramanga.

Al mes siguiente, en abril, se presentaron otros dos casos similares. En menos de media hora dos personas intentaron suicidarse en el viaducto provincial. El primero fue un hombre de mediana edad, y el segundo una mujer de 25 años de edad en estado de alicoramiento, quien manifestaba que había perdido su trabajo y tenía problemas familiares.

Las autoridades lograron neutralizar los dos intentos de suicidio, y ambas personas fueron trasladadas a centros médicos donde les brindaron apoyo psicológico.

 

En Colombia, el ministerio de Salud contiene un directorio de líneas de atención para cualquier persona en crisis y prevención del suicidio. En Bogotá, por ejemplo, el número telefónico 106 ofrece ayuda, intervención psicosocial y/o soporte.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: