Davinson Stiven Erazo Sánchez tenía 21 años cuando asesinó a Anyela Ramos Claros en el salón de belleza donde ella trabajaba.
Davinson Stiven Erazo Sánchez tenía 21 años cuando asesinó a Anyela Ramos Claros en el salón de belleza donde ella trabajaba.

Un histórico fallo realza los derechos de la comunidad LGBT en Colombia. Un juzgado de Garzón, municipio de Huila, condenó a 20 años de detención en centro psiquiátrico a Davinson Stiven Erazo Sánchez por el feminicidio de Anyela Ramos Claros, reconocida como mujer transexual.

Es la primera vez en el país que se tipifica el homicidio de una trans como feminicidio, que reconoce el delito de asesinato de mujeres por su condición de ser mujer. Ello, a partir de la creación de la Ley en 2015, en honor a Rosa Elvira Cely, una mujer brutalmente violada, torturada y asesinada en Bogotá.

La Ley permite que el homicidio por razones de género tenga una pena mayor. En el caso específico de Ramos, el juzgado consideró que su asesinato fue "por un prejuicio a causa de la identidad de género de la mujer trans", según informó la ONG Colombia Diversa, cita El Tiempo.

Ramos era estilista y trabajaba en un salón de belleza cuando Herazo ingresó con una escopeta y le disparó en la espalda y la cabeza, ocasionando su muerte inmediata. El joven, que actualmente tiene 23 años, se entregó voluntariamente a la Policía, alegando que la mujer trans estaba induciendo a adolescentes al suicidio.

El feminicidio de Ramos ocurrió el 9 de febrero de 2017, y generó manifestaciones de protesta en Huila.
El feminicidio de Ramos ocurrió el 9 de febrero de 2017, y generó manifestaciones de protesta en Huila.

La investigación determinó que esa no fue la primera vez en la que Erazo agredía a Ramos por su condición de mujer trans. En una ocasión previa la había atacado con un machete mientras la ofendía por su opción sexual. Hasta que finalmente el 9 de febrero de 2017 la asesinó.

Aunque en su documento de identidad la mujer seguía figurando con su nombre masculino, Luis Ángel Ramos Claros, el juez consideró que su género correspondía al de una mujer trans, por que así se reconocía ella y su apariencia física al mostrarse socialmente; detalla El Tiempo.

"Se presentó con claridad que la identidad de género de esta correspondía a la femenina, por las sencillas razones que en su medio social, público y familiar, Luis Ángel (Anyela) era una mujer trans", describió el juzgado. Tuvieron en cuenta, incluso, testimonios de sus familiares en los que afirmaban que se reconocía como mujer, por eso se realizó una cirugía de seno, dijo su hermano.

Es la primera vez en Latinoamérica que se condena el asesinato de una mujer trans como un feminicidio.
Es la primera vez en Latinoamérica que se condena el asesinato de una mujer trans como un feminicidio.

Teniendo en cuenta esto, el juez de Garzón condenó a Erazo por los delitos de feminicidio agravado en concurso heterogéneo con fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas de fuego. Pero fue recluido en un sanatorio mental al comprobarse que sufre de esquizofrenia, de delirio paranoico, místico y religioso, es farmacodependencia y tuvo varios intentos suicidas por psicosis tóxica.

Esta es la primera sentencia en Latinoamérica en el que el asesinato de una mujer trans se considera como un feminicidio. Y el primer caso que se presentó de un homicidio de odio por identidad de género, fue el de Diana Sacayán, una activista trans por los derechos humanos de su comunidad, asesinada en 2015 en Argentina.

La situación para las mujeres en Colombia sigue dando cifras preocupantes, recuerda El Tiempo. De acuerdo a datos de Medicina Legal, en 2017 fueron asesinadas 758 mujeres y 109 personas de la comunidad LGBT, de ese total 36 fueron mujeres trans.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: