El nuevo presidente de Colombia, Iván Duque, y su vicepresidente, Marta Lucía Ramírez (AFP)
El nuevo presidente de Colombia, Iván Duque, y su vicepresidente, Marta Lucía Ramírez (AFP)

Cual fuera el ganador de este domingo en las elecciones de segunda vuelta, una mujer se posicionaría como la primera vicepresidente de Colombia después de 208 años y 114 presidencias. Con la victoria del candidato del Centro Democrático, Iván Duque, su compañera de fórmula Marta Lucía Ramírez se llevó el histórico papel. No será la primera vez que la conservadora con amplia experiencia en el sector público trabaje para el uribismo.

Esta tampoco es la primera lucha presidencial que asume Marta Lucía. En 2014 fue la candidata del partido Conservador por la carrera hacia la Casa de Nariño, donde logró el nada deshonroso tercer lugar con el 15,5% de los votos, por detrás del actual mandatario de la nación, Juan Manuel Santos, y del entonces representante del Centro Democrático, Oscar Iván Zuluaga, a quien se le adhirió tras la derrota.

En ese momento, hizo una campaña con la mayoría de su bancada conservadora en contra, cuyos congresistas apoyaban a Santos, quien finalmente resultó ganador. Pese a ello, logró casi 2 millones de votos, una votación superior a la que obtuvo su partido en los comicios al Congreso meses antes. Quizá por ese apoyo, decidió montarse nuevamente en la carrera presidencial en 2017.

Esta vez presentó su candidatura por firmas, huyendo de los escándalos de corrupción de los líderes de su Partido Conservador. Después de meses de negociación, sin estar completamente segura, aceptó participar en una consulta del Centro Democrático en el que los colombianos elegirían entre Iván Duque, el procurador Alejandro Ordóñez y Marta Lucía.

En esa consulta se estableció internamente que quien quedara en segundo lugar sería la fórmula vicepresidencial de la coalición, liderada por los ex presidentes Álvaro Uribe y Andrés Pastrana, que la apoyaba a ella. Así fue como se convirtió en la primera mujer en ocupar ese cargo, pero ya había liderado otros años atrás.

Marta Lucía Ramírez es abogada y especialista en Derecho Comercial de la Universidad Javeriana, con un posgrado en Derecho Financiero de la Universidad de los Andes y una especialización en Alta Dirección Empresarial del Inalde Business School. Y en 1996, Fellow del Centro de Asuntos Internacionales de la Universidad de Harvard.

Comenzó su carrera pública como directora de Incomex en 1990. Desde ahí tuvo otras posiciones públicas, siempre en áreas de la economía. Fue ministra de Comercio Exterior del gobierno de Andrés Pastrana y viceministra de Comercio Exterior de la primera administración de Juan Manuel Santos, de quien se distanció al punto de convertirse en una de sus principales críticas.

Pero antes de eso, Ramírez fue la primera mujer jefa del Ministerio de Defensa, en 2003, durante la reelección de Álvaro Uribe. Ahí redactó el primer documento de la Política de Seguridad del hoy senador, realizó medidas de modernización en la cartera y creó unos indicadores de éxitos diferentes para las Fuerzas Militares, que determinaron su salida.

Fueron el ex candidato presidencial de Cambio Radical, Germán Vargas Lleras, y Juan Manuel Santos quienes la convencieron se lanzarse al Congreso por el partido de La U, al que ambos pertenecían en ese entonces. Salió elegida con casi 70 mil votos y regresó a la coalición uribista, que llevó ese año a la presidencia a Santos.

Marta Lucía Ramírez también fue la primera mujer cabeza del Ministerio de Defensa, durante la segunda administración de Álvaro Uribe en 2003
Marta Lucía Ramírez también fue la primera mujer cabeza del Ministerio de Defensa, durante la segunda administración de Álvaro Uribe en 2003

Con la llamada "traición" de Santos a su líder, Uribe, Ramírez renunció al partido de La U y se convirtió en gran opositora del Gobierno del actual presidente. Además, tomó un relevante papel de portavoz de grandes empresarios que buscaban proteger la industria. Ello, por su trabajo en el sector privado, antes de incursionar en política.

Ramírez fue asesora comercial a nivel nacional e internacional, y docente de Derecho de las universidades de Los Andes y Javeriana, unas de las 10 mejores del país. Además,  fue presidenta de entidades financieras y gremios empresariales.

Ahora, como la primera vicepresidente mujer, busca liderar una nueva era femenina, aunque muchas organizaciones de género la ven con desconfianza por sus posturas conservadoras respecto a derechos humanos, especialmente referentes a temas de aborto, matrimonio igualitario y adopción a parejas del mismo sexo.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: