Un nuevo enfrentamiento entre manifestantes y Fuerza Pública se produjo este viernes por la tarde en la Plaza Simón Bolívar de Bogotá donde fue citado un cacerolazo masivo como segunda actividad en el marco de la huelga general en Colombia en contra del Gobierno de Iván Duque.

Tan solo media hora después de la hora pactada, agentes del ESMAD (policía antidisturbios) irrumpieron en la plaza para dispersar con gases lacrimógenos y bombas aturdidoras a los manifestantes que ya colmaban el lugar.

Desplazados de su lugar de concentración, los manifestantes, en su mayoría jóvenes, trataron de volver a ingresar a la plaza pero la Policía no les permitió el paso dispersándolos por las calles adyacentes del centro.

Durante todo el día se han mantenido las protestas que empezaron el jueves y en distintos puntos de la ciudad se presentaron desmanes y confrontación entre quienes protestan y los uniformados.

EFE
EFE


El cacerolazo, que empezó espontáneamente el jueves en Bogotá, este viernes fue citado en las principales plazas de todo el país y aunque en el centro de la capital la Plaza de Bolívar ha sido desalojada, en distintos puntos los ciudadanos han salido a las calles, a sus balcones y ventanas para sumarse a la protesta con sus cacerolas.

En horas de la mañana el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, decretó la ley seca en la ciudad, que prohíbe el expendio de bebidas alcohólicas desde el medio día de este viernes hasta el sábado al medio día.

Peñalosa también decretó toque de queda en tres localidades de la ciudad: Kenedy, Bosa y Ciudad Bolívar. “Estamos al frente de este desafío. Pueden tener claro que nuestra ciudad y nuestra democracia no se van a acabar. Vamos a ganarle a la minoría de delincuentes y de personajes con intereses políticos mezquinos”, aseguró el alcalde.

Y minutos después, el presidente Iván Duque amplió el toque de queda a toda la capital colombiana.

“A partir de las 8 de la noche (01:00 GMT del sábado) toque de queda en las localidades de Bosa, Ciudad Bolívar y Kennedy. A partir de las 9 de la noche en toda la ciudad. Ambos toques de queda van hasta las 6am” del sábado (11:00 GMT), indicó Duque en un mensaje divulgado a periodistas.

El objetivo de la medida “es garantizar la seguridad de todos los bogotanos” ante los saqueos y robos que se han reportado a lo largo de la jornada en el sur de la capital, donde también se enfrentaron manifestantes y policías cerca de estaciones de transporte público, agregó Duque en Twitter.

EFE
EFE
Manifestantes en Bogotá (REUTERS/Luisa Gonzalez)
Manifestantes en Bogotá (REUTERS/Luisa Gonzalez)


En Soacha, municipio vecino de la capital las autoridades han decretado toque de queda, como sucedió ayer en la ciudad de Cali, por los desmanes en medio de las manifestaciones.

Desde el Gobierno Nacional se habla de la posibilidad de decretar un toque de queda nacional o el Estado de Conmoción Interior, para retomar el control del orden público, aunque todavía no hay un pronunciamiento oficial del presidente en este sentido.

El Paro Nacional comenzó el jueves 21 de noviembre bajo las consignas de rechazo a las reformas laboral y pensional que se estaban impulsando desde el partido de Gobierno pero se ha convertido en el epicentro de un descontento generalizado de los colombianos con su actual gobierno.

Durante el viernes han sido vandalizados 79 buses y 230 personas han sido capturadas por los desmanes en diferentes zonas de la capital del país.

REUTERS/Luisa Gonzalez
REUTERS/Luisa Gonzalez
REUTERS/Luisa Gonzalez
REUTERS/Luisa Gonzalez
REUTERS/Luisa Gonzalez
REUTERS/Luisa Gonzalez

MÁS SOBRE ESTE TEMA: