El dictador Nicolás Maduro, uno de los grandes aliados de Evo Morales (REUTERS/Oswaldo Rivas/File Photo)
El dictador Nicolás Maduro, uno de los grandes aliados de Evo Morales (REUTERS/Oswaldo Rivas/File Photo)


Tras la salida de Evo Morales del poder, el gobierno interino de Bolivia y el régimen de Nicolás Maduro rompieron relaciones. Este miércoles, la dictadura venezuela anunció que le retira la acreditación a personal de la agregaduría militar boliviana en Caracas.

A través de un comunicado, el chavismo le dio al personal boliviano 72 horas para abandonar el territorio venezolano.

“El Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores de la República Bolivariana de Venezuela, saluda atentamente a la Embajada del Estado Plurinacional de Bolivia, en la oportunidad de informarle su decisión de retirar las acreditaciones al personal de la agregaduría militar del Estado Plurinacional de Bolivia en Caracas, solicitando su salida del territorio nacional en el plazo de las próximas setenta y dos horas”, señala el texto emitido en las últimas horas por el régimen de Maduro.

“Esta medida guarda correspondencia con el papel jugado por el alto mando de las Fuerzas Armadas bolivianas en el golpe de Estado del pasado 10 de noviembre, y en ningún caso supone una valoración individual de los soldados bolivianos, por quienes Venezuela reitera el mayor de los respetos como herederos del glorioso ejército de Bolivia fundado por El Libertador Simón Bolívar y el Gran Mariscal de Ayacucho Antonio José de Sucre”, agrega el comunicado.

El pasado viernes, la canciller Karen Longaric anunció la ruptura de relaciones con la dictadura de Maduro, al denunciar que venezolanos vinculados con la embajada de ese país en La Paz estaba “atentando contra la seguridad interna” en Bolivia.

Además, Longaric anunció que todo el personal diplomático venezolano sería expulsado, debido a la “violación de normas diplomáticas”, por supuestamente inmiscuirse en asuntos internos.

“Se les dará un plazo para que abandone el país, por haberse involucrado en asuntos internos del Estado, a todo el personal diplomático de la embajada de Venezuela en Bolivia que representa al gobierno del señor (Nicolás) Maduro”, dijo la jefa de la diplomacia boliviana.

La presidenta interina Jeanine Áñez, junto a la ministra de Cultura Martha Yujra (izquierda) y la canciller Karen Longaric; el gobierno rompió relaciones con la dictadura venezolana (REUTERS/Manuel Claure)
La presidenta interina Jeanine Áñez, junto a la ministra de Cultura Martha Yujra (izquierda) y la canciller Karen Longaric; el gobierno rompió relaciones con la dictadura venezolana (REUTERS/Manuel Claure)


El jueves, un día antes, el gobierno de Jeanine Áñez reconoció al líder opositor Juan Guaidó como presidente de Venezuela, en un giro opuesto a la política del izquierdista Evo Morales, aliado del dictador Maduro.

Áñez había anunciado que reconducirá las relaciones con los regímenes Venezuela y Cuba.

Un grupo de 226 médicos cubanos salió el pasado sábado de Bolivia hacia su país desde el aeropuerto internacional Viru Viru en la ciudad de Santa Cruz, tras los señalamientos de las autoridades interinas bolivianas contra estos ciudadanos por sus presuntos vínculos con las violentas protestas.

La salida de los médicos se produjo después de la detención por parte de la Policía Boliviana de cuatro miembros cubanos de la Brigada Médica, que según el Gobierno de transición estaban financiando las protestas que se registran desde las elecciones del pasado 20 de octubre.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: