(Franco Fafasuli)
(Franco Fafasuli)

El Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos(OEA) ha aprobado este martes una ‘Declaración sobre la Defensa de la Democracia y la Paz Social en Ecuador’ en el marco de una sesión extraordinaria en la que también ha celebrado el acuerdo alcanzado entre el Gobierno y los indígenas.

La OEA ha recibido durante la sesión al ministro de Asuntos Exteriores ecuatoriano, José Valencia, en el Salón Bolívar de la sede de la organización, que se encuentra en Washington.

El texto aprobado aplaude “el acuerdo alcanzado el 13 de octubre de 2019 por el Gobierno de Ecuador y organizaciones indígenas, con los buenos oficios de la Oficina de Naciones Unidas en Quito y la Conferencia Episcopal, que ha restaurado la paz y tranquilidad ciudadana en el país”.

Asimismo, expresa su respaldo “al régimen democrático en el Ecuador, a su Gobierno legítimamente constituido y a su presidente, Lenín Moreno Garcés”. La declaración ha sido aprobada por aclamación tras la presentación realizada por Valencia, que ha detallado los hechos ocurridos en los últimos días en su país.

El documento insta así al Gobierno y pueblo de Ecuador “a mantener una firme defensa del orden democrático, el Estado de derecho y el respeto a los Derechos Humanos, que constituyen las mejores garantías para la paz y el progreso social en libertad de las naciones de las Américas”.

En este sentido, la declaración manifiesta el rechazo de los países miembro de “cualquier acción encaminada a desestabilizar al Gobierno legítimamente establecido y el Estado de Derecho”, condena “las interferencias de toda clase que alteren la democracia y la convivencia pacífica en el Ecuador” y reprueba “todos los actos vandálicos” perpetrados en días pasados.

Las protestas de las últimas semanas, protagonizadas por los indígenas con la participación de sindicatos y estudiantes, comenzaron el 1 de octubre, cuando Moreno dio a conocer el “paquetazo” de ajustes económicos pactado con el FMI a cambio de una inyección de 4.200 millones de dólares.

Lenín Moreno, presidente de Ecuador, en la mesa de diálogo con los indígenas. (AFP)
Lenín Moreno, presidente de Ecuador, en la mesa de diálogo con los indígenas. (AFP)

Moreno derogó el decreto 883 el lunes y accedió a negociar con los indígenas los nuevos ajustes económicos, para lo cual debían reunirse este martes, aunque la sesión ha sido pospuesta, según han informado los mediadores, por razones que no han trascendido.

El presidente ecuatoriano ha acusado directamente a su antecesor en el cargo y antiguo aliado, Rafael Correa, así como a sus socios, entre ellos el mandatario venezolano, Nicolás Maduro, de orquestar las protestas para derrocar a su Gobierno en un “golpe de Estado”, algo que ambos han negado.

Con información Europa Press

MÁS SOBRE ESTE TEMA: