AFP
AFP

Lenín Moreno derogó oficialmente este lunes el Decreto 883 por el que se aumentaron los precios del diésel y la gasolina y que provocó más de una semana de protestas violentas en Ecuador.

El presidente ecuatoriano, de esta manera, firmó el Decreto 894 por el que se “deja sin efecto” el anterior firmado el pasado 1 de octubre y detalla que se procederá a la inmediata elaboración de un nuevo decreto que permita una política de subsidios de combustibles.

Asimismo, el documento explica que hasta que se expida el nuevo decreto, los precios de los combustibles volverán a ser los mismos establecidos antes de que el Decreto 883 entrara en vigor.

“Procédase, de manera inmediata, a la elaboración de un nuevo decreto ejecutivo que permita una política de subsidios de combustibles, con un enfoque integral, con criterios de racionalización, focalización y sectorialización, que precautele que éstos no se destinen al beneficio de personas de mayores recursos económicos, ni a contrabandistas de combustibles”, señala el comunicado firmado por Moreno.

Los indígenas ayudaron este lunes a limpiar las calles de Quito tras 11 días de protestas (EFE)
Los indígenas ayudaron este lunes a limpiar las calles de Quito tras 11 días de protestas (EFE)

Y agrega: “Hasta que se expida el nuevo decreto ejecutivo, se vuelve a los precios establecidos antes de la vigencia del Decreto Ejecutivo 883 de 1 de octubre de 2019. Los precios en las estaciones de servicio se implementarán desde el día martes 15 de octubre de 2019, a las 00h00”.

El decreto subraya, por su parte, que “es necesario buscar la concordia y la paz social, a fin de encontrar una reconciliación social y evitar la confrontación entre ecuatorianos”.

Moreno firmó esta resolución luego del acuerdo alcanzado el domingo por la noche con los movimientos indígenas.

El presidente aceptó dejar sin efecto el decreto sobre la supresión de los subsidios que disparó el precio del diésel y la gasolina en 123%, y que arrojó a las calles a miles de indígenas, apoyados por otros sectores, en protestas que dejaron siete muertos, 1.340 heridos y 1.152 detenidos. Los indígenas, en tanto, se comprometieron a terminar con las manifestaciones.

El acuerdo fue anunciado tras cuatro horas de negociaciones cara a cara entre el Gobierno y la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), en un centro salesiano en Quito.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: