Nayib Bukele, presidente de El Salvador
Nayib Bukele, presidente de El Salvador

Nayib Bukele irrumpió en la tribuna de la ONU este jueves y antes de comenzar a hablar se tomó un selfie en el estrado, para denunciar en su discurso "el formato obsoleto” de la Asamblea General.

El presidente de El Salvador, de 38 años, asumió la presidencia de su país hace tres meses y los primeros 100 días de su gobierno se han caracterizado por su estilo de comunicación basado en las redes sociales y por un discurso en el que reitera sus diferencias con las administraciones pasadas.

Al subir al estrado, Bukele saludó a la Asamblea General, agradeció la presencia de su esposa y de su bebé en la tribuna, después se metió la manos al bolsillo para extraer su celular y dijo “un segundo”, mientras se tomaba una autofoto.

“Muchas más personas verán esta selfie de las que escucharán este discurso”, afirmó, y tomó aire riendo para agregar: “Espero que haya salido bien”.

El jefe de Estado salvadoreño argumentó que “el mundo ya no está en la Asamblea General”, sino que está en internet pues “el mundo ha cambiado”, pero el formato de la ONU continúa siendo el mismo.

“La ONU tiene una gran capacidad de convocatoria, pero en una forma tradicional, lo que hace su capacidad de convocatoria menor y cada año será menor”, señaló. “Aunque no lo queramos aceptar, la red se vuelve cada vez más el mundo real, y este formato de asamblea se vuelve cada vez más obsoleto”.

El presidente salvadoreño aseguró que “todos los discursos durante toda esta semana tienen menos impacto de que el de un ‘youtuber’ famoso”.

La llegada al poder de Bukele puso fin a tres décadas de bipartidismo en El Salvador, entre la derechista Alianza Republicana Nacionalista y el izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional. A él le gusta destacar su diferencia con la política tradicional y su estilo “millenial”.

“El cambio de formato y no únicamente el cambio de mensaje y de contenido hizo que los salvadoreños me eligieran”, contó.

“No es que la ONU o su Asamblea General sea obsoleta aunque vamos en ese camino si seguimos así, tenemos la oportunidad para no sólo salvar nuestra relevancia, sino que multiplicarla exponencialmente”, agregó.

Bukele añadió que no quiere ser malinterpretado y que reconoce la labor de la ONU.

“La ONU cumple un papel crucial para mantener la paz mundial, la lucha contra el hambre (...) la búsqueda del desarrollo, el protección del medio ambiente”, recalcó.

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: