Gonzalo Casaravilla (izquierda), presidente de UTE
Gonzalo Casaravilla (izquierda), presidente de UTE

El presidente de la estatal uruguaya UTE, Gonzalo Casaravilla, explicó este domingo que Uruguay pudo haber optado por un sistema autónomo para recuperar el abastecimiento tras el apagón originado por un fallo en Argentina, pero mantuvo la cooperación e incluso le está "mandando energía" al país vecino.

"Cuando hay problemas, estamos todos en el problema y todos tratamos de solucionarlo. Desde el punto de vista energético, Uruguay es absolutamente autosuficiente y podríamos desconectarnos desde el punto de vista energético, pero es una muy mala decisión", indicó el titular de la Administración Nacional de Usinas y Trasmisiones Eléctricas (UTE).

Casaravilla explicó que, mientras se recupera el sistema interconectado, Uruguay está "mandando energía a Argentina".

"Esto es como si en un barrio hay un incendio y hay un vecino que justo tenía más agua en los tanques y se queda tranquilo viendo cómo a los vecinos se les quema todo y no se ayudan mutuamente", señaló el presidente de UTE.

Apagón en Canelones, Uruguay
Apagón en Canelones, Uruguay

Casaravilla compareció este domingo en una rueda de prensa junto al ministro de Industria, Energía y Minería de Uruguay, Guillermo Moncecchi, en el Palacio de la Luz (sede de UTE), para explicar los detalles del apagón ocurrido en Argentina y que tuvo repercusión en territorio uruguayo, brasileño, paraguayo y chileno.

El presidente de UTE, que confesó que aún no hay "ninguna hipótesis" de trabajo sobre el fallo originario, calificó de "muy bueno" el sistema interconectado con Argentina que funciona desde 1979 y reconoció que la contingencia de este domingo es "algo absolutamente excepcional".

"Un sistema eléctrico es un sistema que no tiene capacidad de almacenar instantáneamente energía; toda la energía que se genera en tiempo real es consumida a la demanda. Hacer que eso funcione armónicamente es el arte del despacho de un sistema eléctrico, y si es interconectado garantiza cualquier contingencia", puntualizó.

Casaravilla indicó, durante la rueda de prensa, que el servicio en Uruguay estaba restablecido en un 88%. Sin embargo, la web oficial de UTE apunta que a las 16.15 horas (19.15 GMT) se ha recuperado al 81,7%.

Uruguay aseguró que está “mandando energía a Argentina” (ALEJANDRO PAGNI / AFP)
Uruguay aseguró que está “mandando energía a Argentina” (ALEJANDRO PAGNI / AFP)

De acuerdo con la empresa argentina Distribuidora Sur (Edesur), encargada de la red eléctrica de una parte de Buenos Aires y las zonas sur y sudoeste del cinturón urbano, el apagón se originó en una conexión de transporte de electricidad en el litoral este argentino, entre las centrales hidroeléctricas de Yacyretá, de gestión argentino-paraguaya, y Salto Grande, argentino-uruguaya.

"Esto activó las protecciones de centrales generadoras, que salieron de funcionamiento y produjeron el apagón", expresó Edesur.

El corte, iniciado poco después de las 7 de la mañana (10.00 GMT) afectó a Uruguay y parte de Paraguay y en Argentina principalmente a la capital y su cinturón urbano -que aglutinan a 13 millones de personas y donde no para de llover desde la madrugada del sábado- y al resto de provincias del país.

"La falla en la red que originó el apagón a nivel nacional se originó en una conexión de transporte de electricidad entre las centrales de Yacyretá y Salto Grande, en el Litoral argentino", especificó Edesur.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: