Asamblea General de la ONU (Reuters)
Asamblea General de la ONU (Reuters)

La Asamblea General de la ONU dio comienzo este martes con los discursos nacionalistas de los presidentes de EEUU, Donald Trump, y de Brasil, Jair Bolsonaro, en una jornada marcada por las tensiones con Irán y en la que el anuncio de la oposición en EEUU de un “juicio político” contra Trump cobró gran protagonismo.

Estas han sido las claves:

El nacionalismo y el antiglobalismo de Trump y de Bolsonaro

Una vez más, Donald Trump, ha vuelto a utilizar el púlpito de la Asamblea de Naciones Unidas para cargar contra el multilateralismo que encarna este organismo internacional y abogar por el nacionalismo y el patriotismo.

“El futuro no pertenece a los globalistas, el futuro pertenece a los patriotas. El futuro pertenece a las naciones soberanas e independientes”, dijo el jefe de Estado estadounidense.

Este año, la soflama del inquilino de la Casa Blanca encontró eco en el discurso del presidente de Brasil, país que tradicionalmente abre los debates de la Asamblea General.

En su primera intervención en la ONU cargó contra el socialismo, que contrapuso al patriotismo y contra quienes aseguran que el Amazonas es el pulmón del mundo y patrimonio de la humanidad.

Jair Bolsonaro (REUTERS/Lucas Jackson)
Jair Bolsonaro (REUTERS/Lucas Jackson)

La crisis iraní

La crisis iraní ha irrumpido con fuerza en la semana de la Asamblea General, desatando discursos contrapuestos. Desde la agresividad de Trump hasta las llamadas al diálogo del presidente francés, Emmanuel Macron.

En su discurso de apertura, Trump defendió que “todas las naciones tienen el deber de actuar” contra los “ataques violentos” de Irán, en referencia a las agresiones contra dos refinerías de petróleo en Arabia Saudita el 14 de septiembre de la que Estados Unidos responsabiliza a Teherán, que lo ha negado rotundamente.

“Ningún Gobierno responsable debería satisfacer el deseo de sangre de Irán”, dijo.

(Reuters)
(Reuters)

En otro extremo, Macron, aunque también responsabiliza de los ataques contra la petrolera Aramco a Irán, instó a Washington y a Teherán a que reanuden sus conversaciones.

Es la hora de reanudar las negociaciones entre EEUU e Irán", dijo Macron, que apuntó que en este diálogo también deberían participar los países que firmaron en 2015 el acuerdo nuclear con el país centroasiático y los Estados de la región afectados por la crisis.

El secretario general de la ONU, António Guterres, avisó este martes que el mundo “no puede permitirse” una guerra en el Golfo Pérsico, y urgió a la moderación. “Nos enfrentamos a la alarmante posibilidad de conflicto armado en el Golfo, cuyas consecuencias el mundo no puede permitirse”, señaló Guterres.

La defensa de Bolsonaro de la soberanía sobre la Amazonía

El presidente brasileño aprovechó su intervención para pedir “respeto” para la soberanía de su país en la Amazonía. Asimismo, sobre los cientos de incendios que afectaron a esa región, y que grupos ecológicos atribuyeron a una supuesta falta de acción de su Gobierno, Bolsonaro insistió en que hubo una campaña de “desinformación” creada por ONG y que llegó a animar algunos sentimientos “colonialistas” que persisten en el mundo.

“Es una equivocación asegurar que la Amazonía es patrimonio de la humanidad, y es una equivocación, como los científicos afirman, decir que nuestro bosque es el pulmón del mundo. Apoyándose en esas falacias, algunos países, en lugar de ayudar, han seguido las mentiras de los medios de información y se han comportado sin respeto y con un espíritu colonialista”, dijo.

La irrupción del “impeachment” contra Trump en la ONU

Poco después del discurso de Trump, la oposición demócrata estadounidense anunció que abrirá una investigación de juicio político contra el presidente.

La noticia eclipsó la participación del mandatario en la cumbre que en un discurso apagado y autocomplaciente dijo: “Estados Unidos es, con diferencia, el país más poderoso del mundo”, aunque confió en que Washington “no tenga que usar ese poder”.

Argentina y Chile cargan contra Venezuela

Los presidentes de Argentina, Mauricio Macri, y de Chile, Sebastián Piñera, los primeros líderes latinoamericanos en intervenir en la Asamblea General, junto con Bolsonaro, cargaron en sus discursos contra el presidente venezolano Nicolás Maduro.

“La dictadura de Nicolás Maduro ha sumido a Venezuela en una crisis humanitaria sin precedentes”, aseveró Macri antes de pedir a la comunidad internacional que use la diplomacia para lograr la democracia en el país.

Por su parte, pidió ante la ONU que se dé fin a la “dictadura corrupta de Venezuela, que no respeta los derechos humanos”, porque su situación de crisis económica y social pone en peligro la vida de sus ciudadanos y “es una causa que compete a toda América Latina”.

Presidente de Perú llama en la ONU a una “cruzada mundial” contra la corrupción

El presidente de Perú llamó a una “cruzada mundial” contra la corrupción

El presidente de Perú Martín Vizcarra (Reuters/ Eduardo Munoz)
El presidente de Perú Martín Vizcarra (Reuters/ Eduardo Munoz)

Todos los ex presidentes de Perú están presos o enfrentan causas judiciales. Pero el actual mandatario, Martín Vizcarra, dijo este martes que confía en que las cosas cambien, al llamar a una “cruzada mundial” contra la corrupción, que ha provocado “el hartazgo” de los ciudadanos.

“Los altos niveles de corrupción e impunidad que existen en varios países constituyen un riesgo latente para el futuro de la democracia y la gobernabilidad”, y son “una fuente de hartazgo para la ciudadanía”, dijo Vizcarra en su discurso ante la Asamblea General.

Su Gobierno, aseguró, lleva a cabo “una lucha frontal contra la corrupción enquistada en todos los poderes del Estado” e inició una reforma judicial y política que busca “recuperar la eficacia, el prestigio y la legitimidad de nuestras instituciones”.

El presidente peruano dijo que se organiza para el primer semestre de 2021 una sesión extraordinaria de la Asamblea General para abordar el combate contra la corrupción, donde los países enfrentarán “el reto de adoptar una declaración política sobre este tema”.

“Esperamos que la lucha frontal contra la corrupción y la impunidad se constituyan en una cruzada mundial”, afirmó.

Pedro Sánchez habló sobre la exhumación de Franco

El presidente del Gobierno de España (Reuters/ Eduardo Munoz)
El presidente del Gobierno de España (Reuters/ Eduardo Munoz)

El jefe del Gobierno de España, Pedro Sánchez, celebró la decisión del Tribunal Supremo de avalar la exhumación del dictador Francisco Franco, y dijo que esto “cierra un capítulo oscuro” de la historia de su país.

La exhumación del dictador para trasladarlo del mausoleo del Valle de los Caídos a un discreto cementerio “es una gran victoria de la democracia española”, dijo Sánchez, que desde su llegada al poder hizo de este proyecto una prioridad.

“Hoy 24 de septiembre cerramos un capítulo oscuro de nuestra historia y comenzamos nuestras labores para sacar los restos del dictador Franco de donde han reposado inmoralmente durante demasiado tiempo”, dijo el jefe del Gobierno socialdemócrata (PSOE).

El Tribunal Supremo español rechazó este martes un recurso de los descendientes de Francisco Franco, fallecido en el poder en 1975.

Sánchez dijo que con este paso se cierra “simbólicamente el círculo democrático”, ya que ningún enemigo de la democracia merece un lugar de culto institucional.